Prestamos lingüísticos

 

Cuando hablamos de préstamo lingüístico nos referimos a la incorporación de palabras de otro idioma aún léxico. Con el fin de enriquecer la lengua, se adoptan ciertas palabras de otro idioma.

¿Desde cuándo suele suceder esto? Desde que el origen de las lenguas o de los idiomas, sea estar incorporando palabras con el fin de formar un lenguaje. El tema del que hablaremos a continuación es los préstamos lingüísticos, este es un tema que ha resultado ser muy común últimamente.

Definición de préstamo lingüístico 

El término préstamo lingüístico se refiere a adoptar o tomar una palabra morfemas de un idioma que tiene poca adaptación a otro idioma, éstos se dan por la influencia cultural de los hablantes de tal idioma. Se toma como adjetivo cuando el elemento prestado es una palabra léxica, como nombre o verbo.

El préstamo lingüístico es por lo General el más conocido, sin embargo existen otros tipos de préstamos como por ejemplo, el préstamo gramatical o el numeral. ¿Porque es suelen suceder los préstamos lingüísticos? Éstos serán con el fin de crecer una lengua o idioma.

 Un ejemplo de préstamo lingüístico

Con respecto el idioma español, se han realizado ciertos préstamos lingüísticos. El habla original proviene de las palabras indígenas que al pasar el tiempo fueron adoptando nuevos léxicos al llegar los españoles.

En el caso del idioma español y los préstamos lingüísticos también sufrieron cierta adaptación de forma fonética para hacer una buena actuación a la lengua. El poder hacer esta acción permitido que he que en el idioma español pudieran incorporarse palabras que permiten la convivencia social y cultural en la lengua.

Así que podemos concluir que el préstamo lingüístico permite mejorar y adaptar las lenguas internas. Permitiendo así una mejor comunicación y adaptación del idioma a la cultura actual.

Esperamos que este artículo que haya ayudado a saber sobre los prestamos lingüísticos y lo que ello implica.