La domótica te ayuda a ahorrar energía

Si bien la domótica era hasta hace pocos años una tecnología al alcance de muy pocos, en los últimos años se está haciendo más presente en todos los hogares en España gracias a unos precios más democráticos y, sobre todo, al gran ahorro que se consigue en el ámbito energético. Y es que, efectivamente, gracias a la domótica se puede hacer un mayor control de la energía que se consume y, por tanto, que dicho consumo sea mucho más óptimo. Sin duda, los costes de la instalación se amortizan rápidamente con la gran reducción que se consigue en las facturas energéticas.

Las tarifas energéticas para la domótica

En cualquier caso, de poco sirve la domótica si antes no has seleccionado las facturas adecuadas. Para, ello, si acabas de llegar por primera vez a tu hogar, debes efectuar el cambio de titular con EDP o la comercializadora que corresponda y encontrar la tarifa más adecuada gracias al comparador de luz. El cambio de titular con EDP y el resto de compañçias puede efectuarse online o bien realiza el cambio de titular con EDP, Endesa, Iberdrola, etc. por teléfono.

¿Y si no necesito el suministro?

Actualmente la domótica puede combinarse perfectamente con una vivienda en la que la electricidad proviene completamente de la electricidad producida por la luz del sol. En esos casos habría que dar de baja la luz con Endesa o la comercializadora que corresponda. Si quieres saber más sobre el proceso sobre dar de baja la luz en Endesa, te recomendamos que leas el siguiente artículo: https://www.companias-de-luz.com/dar-de-baja-luz/endesa/.

Puede ser interesante para ti ya que dar de baja la luz en Iberdrola o en Endesa o en el resto de comercializadoras es el mismo proceso.

¿Cómo puede la domótica ayudarte a ahorrar en las facturas?

Las prestaciones de la domótica en materia de ahorro energético se basan en su capacidad para controlar el consumo de forma total. Por ejemplo, ¿no te ocurre que cuando enciendes la calefacción toda la casa se calienta cuando tú a lo mejor solo estás usando una estancia?
La domótica te permite seleccionar en qué zonas quieres tener encendida la calefacción y la temperatura justa. Igualmente se puede tener un control total de la iluminación con los detectores de presencia, que hacen que las luces se enciendan conforme hay personas en la estancia.
Además, la domótica está diseñada para aprovechar los recursos naturales; de hecho, es posible programar las persianas para que se suban automáticamente cuando haya sol, algo que no solo es bueno para aprovechar la luz natural sino también para que la casa se vaya calentando antes de despertarte antes de poner la calefacción, tal y como se puede comprobar aquí.
Controlar todas estas prestaciones es, igualmente, muy fácil; de hecho, puedes utilizar una aplicación para tu móvil y controlarlo todo desde tu smartphone, incluso cuando no estás en casa. ¡Y es que no hay nada mejor que la domótica en la actualidad! ¿Te atreves a probarla?

Deja un comentario

Scroll al inicio