Aumentar las visitas con el diseño web

Aumentar las visitas con el diseño web
Uno de los objetivos de cualquier webmaster es atraer
tráfico hacia su página web. Los métodos para conseguirlo son muchos y muy
variados: desde ofrecer contenido atractivo hasta realizar un buen
linkbuilding, pasando por el uso de las redes sociales. Sin embargo, estamos en
disposición de afirmar que con el diseño web correcto se pueden aumentar las
visitas a nuestra web
de forma más que notable.
Desde que la primera página web surgiera en 1991 el diseño web ha evolucionado sin parar hasta llegar a ofrecer unas enormes posibilidades.
Esto ha hecho que muchos diseñadores optaran hace años por recargar en exceso
sus diseños web, quizá como una manera de demostrar su talento y conocimientos.  Sin embargo, más no siempre significa mejor.
Como siempre decimos, lo primero que debes tener en cuenta
es a quién va dirigida nuestra página web. Si vas a realizar una página web
recargada debes estar seguro de que tus visitantes van a aceptar esperar un
mayor tiempo de carga, con el gran porcentaje de abandonos de página (rebotes)
que eso puede suponer. Si quieres un consejo, no arriesgues.
Actualmente, tanto los diseñadores web como Google le
otorgan cada vez más importancia a los diseños web limpios, bien estructurados,
simples y minimalistas. Una página web con pocos elementos pero bien
dispuestos, pesará mucho menos y permitirá que el navegador la cargue antes.
Esto es de vital importancia para el posicionamiento en buscadores ya que, por
ejemplo, Google lo tiene muy en cuenta.
Un diseño web simple pero atractivo disminuye además el
porcentaje de rebotes, facilita la navegación del usuario e incluso es menos
cansado a la vista. Además permiten al visitante centrarse en lo que realmente
le interesa, eliminando la posibilidad de distraerse con elementos accesorios y
decorativos
Si estás leyendo esto y has pensado que tu página está
demasiado recargada seguramente te estarás preguntando cómo puedes hacerla más
simple. Pues, evidentemente existen innumerables maneras:
  •           Hacer un uso correcto de las fotos.
  •           Evita Flash.
  •           Maquetar tu página web a una sola columna.
  •           Diseñar tu página web con colores planos.
  •           Eliminar degradados, sombras, brillos y demás
    efectos gráficos.
  •           No usar imágenes de fondo.
  •           Tener cuidado con el contenido multimedia.

Tú sabes mejor que nadie lo que le sobra a tu página web. No
olvides que una página estructurada en la que ni falta ni sobra nada, con un
diseño simple, atractivo y ligero, siempre obtendrá mejor posicionamiento en
Google
y mejor respuesta de los usuarios. Compruébalo y verás.
Scroll al inicio