Cómo escoger un seguro para mascotas

Un  seguro para mascotas funciona igual que un seguro para las personas. Cuando obtienes una póliza de seguro para mascota, ésta te cubre económicamente en caso de cualquier accidente o enfermedad que le suceda. Pero ¿cómo escoger  la mejor póliza médica para tu querida mascota? Aquí  te damos algunos consejos:

1-. Determina la necesidad del seguro para tu mascota:

Tal vez necesitas un seguro para mascota si no tienes dinero ahorrado y te preocupa tener que pagar grandes e inesperadas cuentas al veterinario.  Nadie puede predecir si tu mascota será diagnosticada con una enfermedad grave como cáncer o enfermedad cardíaca, o si tendrá un accidente. El seguro para mascota responderá económicamente en cualquiera de esos casos.

2-. Tipos de cobertura de la póliza:

Debes definir qué tipo de cobertura deseas para tu mascota. Algunas pólizas sólo cubren accidentes, mientras que otras cubren enfermedades. Una póliza completa cubrirá ambos. Verifica si la póliza cubre el cáncer, las enfermedades hereditarias y las enfermedades cardíacas, renales o hepáticas. Determina qué cobertura de enfermedades necesita tu mascota investigando los problemas de salud más comunes para su raza.

3-.  Que cubre y los requisitos para obtenerla:

Revisa la póliza para ver si existen condiciones que no estén cubiertas. Por ejemplo, algunas pólizas no ofrecen cobertura para displasia de cadera, otras pólizas exigen  ciertos requisitos tales como exámenes anuales o programas de vacunación determinados.

4-. Evalúa  costos y beneficios:

Revisa los gastos deducibles, el monto máximo de cobertura para cada caso, si los pagos se hacen por reembolso, si el pago máximo cubre el tratamiento completo cuando tu mascota está grave, si existen costos adicionales etc.

También debes evaluar los planes de cobertura adicional, como por ejemplo consultas de rutina y vacunas, así determinarás si el costo adicional de la prima justifica la cobertura. A veces los exámenes de rutina y las vacunas resultan menos costosos si los pagas de tu bolsillo y no los incluyes en un costo adicional de la póliza.

También es muy importante conocer la frecuencia con que la compañía aumenta los costos de las primas y en qué se basa para hacer esos aumentos, si son anuales o mensuales etc.

 

 

 

5-. Escoge siempre una empresa sólida.

Antes de comprar la póliza, investiga la reputación de la compañía aseguradora y su respuesta a los reclamos. Puedes investigar en sitios como el Better Business Bureau o el Departamento de Seguros de tu estado.

Deja un comentario

Scroll al inicio