ROBOS DE FELPUDOS

 

Durante los periodos vacacionales es bastante común ver cómo algunas viviendas son asaltadas. Unos asaltos que se podrían evitar si prestásemos atención a algunos signos muy concretos.

Y es que no es extraño, de hecho la policía se encarga de su estudio, que grupos organizados de atracadores tengan algún conjunto de símbolos para comunicarse entre ellos. Según los signos que dejan en las viviendas, estas cumplirán unas características y otras. Un ejemplo que evidencia esto es el robo de los tapetes impresos. Algo que, a la vista de la inmensa mayoría de los propietarios, puede resultar una gamberrada. Sin embargo, algo mucho más grave se puede esconder detrás. Nadie se va a plantear que puede ser un sistema de comunicación. Por ello es conveniente, sobre todo si residimos en un bloque de viviendas, prestar atención a nuestro felpudo. No puede resultarnos normal que nos sustraigan un artículo de tan escaso valor.

 

Deja un comentario

Scroll al inicio