Lectura de cuentos: Crear un ambiente acogedor y leer juntos

Introducción

La lectura de cuentos es una actividad que no solo fomenta el desarrollo cognitivo y lingüístico de los niños, sino que también fortalece los lazos afectivos y emocionales entre padres e hijos. Sin embargo, para que esta experiencia sea verdaderamente enriquecedora, es importante crear un ambiente acogedor y leer juntos de manera adecuada.

Crear un ambiente acogedor

El ambiente en el que se lleva a cabo la lectura de cuentos es fundamental para captar la atención y el interés de los niños. Por lo tanto, es importante tener en cuenta algunos aspectos para crear un espacio acogedor:

  • Iluminación adecuada: Es recomendable que el lugar donde se lea tenga una luz suave y cálida, que no canse la vista de los pequeños.
  • Música de fondo: Una música suave y relajante puede ayudar a crear un ambiente más tranquilo y propicio para la lectura.
  • Comodidad: Es importante que los niños se sientan cómodos mientras se les lee un cuento. Pueden estar sentados en el regazo de los padres o en una silla o almohadón.
  • Libros al alcance: Tener los libros a la vista y al alcance de los niños les permite elegir qué historia quieren que les lean, fomentando así su autonomía y gusto por la lectura.

Leer juntos

La lectura en compañía es una oportunidad perfecta para compartir un momento de calidad con los niños. Aquí algunas recomendaciones para leer juntos de manera adecuada:

  • Leer con entonación: Al leer un cuento, es importante que los padres utilicen diferentes tonos de voz, modulando la velocidad y el volumen según lo requiera la historia. Esto ayudará a mantener la atención de los niños y hacer la lectura más interesante.
  • Mostrar las ilustraciones: Las imágenes en los cuentos son fundamentales para captar la atención de los niños y ayudarles a comprender mejor la historia. Por lo tanto, es importante mostrarles las ilustraciones mientras se les lee.
  • Preguntar y dialogar: Después de leer un cuento, es recomendable hacer preguntas a los niños sobre la historia y fomentar un diálogo para que expresen sus opiniones y pensamientos. Esto les ayudará a desarrollar su pensamiento crítico y su capacidad de expresión.

Conclusión

En resumen, la lectura de cuentos en un ambiente acogedor y en compañía de los padres es una actividad muy beneficiosa para los niños. Además de fomentar su amor por la lectura, les ayuda a desarrollar su imaginación, su vocabulario y su capacidad de comprensión. Por lo tanto, es importante dedicar un tiempo cada día para compartir esta actividad tan valiosa en familia.

Scroll al inicio