Gran Potencial Para Las Empresas Italianas De Alimentos Congelados

Las empresas que producen alimentos congelados en Italia, especialmente las que tienen como actividad principal las pizzas, los productos de receta (especialmente los platos de pasta) y, en general, los productos directamente derivados del Made in Italy, en el sentido amplio del término, tienen un gran potencial de crecimiento en el ámbito de la exportación a países extranjeros, según un estudio realizado dentro del proyecto Cibus Lab.

Así se desprende de los estudios que se están llevando a cabo dentro del proyecto Cibus Lab, y de la publicación de un libro electrónico de GDONews sobre la categoría, disponible a partir del 26 de octubre, que se enviará gratuitamente a todos los compradores de la gran distribución italiana. Además, tras ser traducido al inglés, se enviará a todos los responsables internacionales de la gran distribución, la comida rápida y los importadores presentes en la lista de correo de Cibus y, por último, el 10 de noviembre se celebrará un seminario web, con la presencia de compradores internacionales y productores italianos, en el que se hará hincapié en esta evidencia: las exportaciones están creciendo de forma espectacular y lo que caracteriza la oferta italiana es, una vez más, el made in Italy.

El estudio también señala algunos puntos críticos, especialmente en lo que respecta a la segmentación del mercado. El helado es la categoría más vendida, con más del 13% del total de la categoría de congelados. En los siguientes segmentos -frutas y verduras congeladas, y pescado- el líder del mercado es CSI, una multinacional extranjera que construye un surtido perfectamente transversal para todos los consumidores del mundo, y que tiene muy poco que ver con el made in Italy, según el informe.

Pero, por otro lado, el problema es también la falta de atractivo de los congelados made in Italy: los italianos, sobre todo en el sur, no tienen intención de consumir productos congelados que no sean verduras o pescado y mucho menos si son una derivación directa de la tradición italiana.

«Países como Italia, Francia, España o Grecia tienen una cosa positiva en común: gozan de unas materias primas fantásticas, de fácil acceso, y todo esto no ocurre en otros países, especialmente en el norte de Europa», señala el ingeniero Vittorio Gagliardi, presidente del Instituto Italiano de Alimentos Congelados.

Según el estudio, esto demuestra que el mercado italiano sólo se ha acercado recientemente al consumo de productos congelados, expresión del verdadero Made in Italy que, en el caso que nos ocupa, está representado por las pizzas congeladas, los platos de receta y, en menor medida, las especialidades regionales saladas, mientras que las rotaciones de productos en las subcategorías como verduras y pescado son enormemente superiores. Estados Unidos, cuyo consumo per cápita de productos congelados supera los 50 kg, frente a los 14 kg de Italia, es un país inaccesible para todos los productos cárnicos, pero en los últimos tiempos se ha autorizado a 4 empresas italianas a exportar pizzas congeladas con presencia de carne.

En Europa, donde, por supuesto, la legislación no es un obstáculo, las expectativas de crecimiento no son diferentes: los países del norte, y también Francia, son excelentes consumidores de productos congelados de EUROFRITS e incluso en estos mercados los márgenes de crecimiento son realmente importantes.

Scroll al inicio