EL TAROT Y SUS ARCANOS

El tarot es una técnica simbólica que constituida de 78 cartas, divididas en arcanos: 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores; se trata de la transmisión ininterrumpida de una cadena de sabiduría ancestral transferida de maestro a discípulo, primero de manera oral y luego en forma escrita, de esta manera se ha reflejado como portador de los misterios de Dios, de la vida humana y del cosmos.

Fue concebido en diversas escuelas iniciáticas como un método para transmitir el conocimiento de la relación del hombre con Dios y con el Universo. Dado que interpreta las leyes que rigen dicha relación ha sido empleado para dar a conocer el pasado, presente y futuro, siendo este un uso posterior.

LOS ARCANOS

La palabra arcano proviene del sanscrito, sinónimo de secreto, recóndito y reservado, y es por eso que cada carta del tarot representa una “verdad secreta”, oculta en la imagen, sugerida por los diversos símbolos e ilustraciones que son creaciones de los diversos autores modernos.

Los 22 arcanos mayores representan principios universales, estados de evolución y situaciones características de la existencia humana a lo largo de toda su evolución, incluyendo de esta manera los valores más elevados del hombre, como los aspectos más sobrios de su personalidad y otra gran cantidad de características; en estas cartas están presentes personajes y claves como la Emperatriz, el Emperador, la Muerte, la Torre, el Diablo, la Luna, el Sol y otros.

Los 56 arcanos menores, se relacionan con los aspectos más puntuales del día a día en la vida de cada uno de nosotros; estas son las cartas de oro, bastos, espadas y copas; estos arcanos incluyen las 44 cartas mas popularizadas en las barajas españolas, más 8, 9 y 10 de cada serie y las cuatro reinas, para un total de 16 cartas más.

 

Más info en:

Scroll al inicio